Poema «Hipnosis» de Cristina Pizarro

Me sumerjo en el imperio de la noche
desde aquel palacio rodeado de un séquito de dioses
que hieren con sarcasmo
mientras recogemos lirios prohibidos.

Mi cuerpo
a veces deshabitado del presente
comienza a ensoñar
recorriendo los laberintos del sexo.

Después de descender a los infiernos
y al ver a las Erinias
nos entregamos al goce
y recuperando lo esencial
convertimos la vida en una fiesta

Ningún gemido podrá turbar la tierra aletargada.

Mis senos guardan el misterio del origen
porque el vuelo fue más allá de los sentidos
cuando las semillas de sangre esparcieron
corales en la arena.

En el despertar de tu voz
el sueño viaja
contemplando la aventura.

Mi fuego vital se une al dios
del éxtasis.

Me pondré un vestido de espigas
para renacer a la noche del sepulcro.
el rocío bendecirá la tierra
transmutada en esperanza.

Cristina Pizarro nació en Banfield (Argentina) el 24 de noviembre de 1949; es poetisa y profesora de Lengua y Literatura, además de coordinar talleres de escritura. Ha publicado varios poemarios, tales como «Poemas de agua y fuego» y «Lirios prohibidos«.
Las primeras poesías de Cristina vieron la luz cuando contaba con 11 años y su primera publicación, a los 19 años. Desde joven se sintió atraída por el estudio de las diversas corrientes literarias y su difusión, realizada a través de encuentros con escritores en cafés literarios y talleres.
Su poesía nace del inconsciente, de su mundo onírico, y fluye libremente, sin ser regida por cuestiones de métrica o estilo; posteriormente a la corrección intenta extraer el sentido profundo de cada una de las palabras y decidir si las escogidas son las adecuadas. Cristina asegura que una de las cosas que se propone al compartir una poesía es que sus lectores se enamoren de la obra en su sentido más amplio. Y lo hace a través de un lenguaje rico que permite una lectura ambigua, capaz de cautivar de maneras diversas a cada lector.
Algunas de las poesías de Pizarro que pueden leerse en nuestra web son «Ahora estoy plena de silencios» y «Me fragmento en el morir«; deseamos que las disfrutes.

(de la página Poemas del Alma)

Tarde de verano

Cuento. Autora:

Lidia Rissotto

Dos de agosto de 1945.

Mi querida Elvira:

(más…)

Basta de soledades

Cuento de Laura Massolo

Cuando llego de la facultad, muy tarde, la botella mutilada desborda, y hay yerba y cenizas alrededor. Lucio duerme y mamá está en la computadora, como de costumbre, jugando al solitario. No me gusta comer así: me deshago de toda esa mugre y paso un trapo por la mesa. Después lavo mi plato y los de ellos, para que mamá, cuando se levante, encuentre todo limpio. Se me ocurre que, a la mañana, esos contenidos ya secos deben parecerse mucho a un recipiente del desierto.

(más…)

El recuerdo de Aurora Bernárdez

En el Día del Escritor el recuerdo de Aurora Bernárdez – (Buenos Aires, 1920 – Paris, 2014)
Por Lidia Rissotto

Conocí (y el verbo es excesivo) a Aurora Bernárdez hace algunos años en Banfield. En rigor de verdad, compartí con ella y con amigos de la Sociedad Argentina de Escritores una breve visita que Bernárdez hizo al pueblo donde había transcurrió gran parte de la infancia de Julio Cortázar.

(más…)

Hablemos sobre EDADISMO y la resistencia a la valoración de la capacidad adulta

Así como sucedió el debate de género,

crece la conciencia sobre el estigma de

valores negativos atribuidos a la edad

adulta.

(más…)

EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA

del libro de Gabriel García Márquez

(más…)

MES DE LA MUJER 2020

Autora: Lidia Rissotto

Agradecemos su aporte


Marzo de 2020 quedará en la memoria de todos. Nadie olvidará el desconcierto, el temor de estar inmersos en la pandemia de COVID-19, esta enfermedad nueva que nos toma desprevenidos.

(más…)

AMELIA LAPEYRIÈRE

CARBONO PURO

La vida es un diamante
no labrado.

Está en cada uno
semioculto.

Se necesitan artífices
¿quién tiene el cincel?
¿quién conoce sus secretos?

-Diamante vida,
espéjate en la piel
de la memoria-.

GOTAS DE EXISTENCIA

Las gotas no son todas iguales,
se confunden sin una regla fija.
Son el accionar de la materia,
partículas desprendidas de memorias,
abstracciones, tal vez,
del árbol y su luz,
astillas que al caer se desparraman,
minúsculas porciones
de existencia

ESPIGAR LA VIDA

¿Cerraremos las arcas?
No importa que haya mucho lugar
o sea breve lo guardado.

Hemos cosechado.
Alguna siembra fue más débil
o no fueron buenas las semillas,
pero cosechamos.

Y la tierra
está fértil todavía.

Mediodía

DESEMBARCO EN SAN TELMO

Desembarco en Buenos Aires

Cuento. «DESEMBARCO EN SAN TELMO»

del libro Desembarco en Buenos Aires de MABEL PAGANO

« Ver Entradas anteriores